Café, Cultura, Empoderamiento en San José

viernes, 12 de agosto de 2016 
Imagen de Café, Cultura, Empoderamiento en San José
La visión de una espectadora curiosa ante el triángulo cultural que se forma entre los barrios del distrito de El Carmen, en San José.
Por Melissa Sánchez / [email protected]
Foto: Daniela Montero

Existe un San José de mosaicos, edificios de ladrillo y madera con techos altos. Se trata de los hermosos barrios de  Barrio Escalante, Aranjuez, La California, Otoya y Amón.

En San José, 88 locaciones han sido declaradas patrimonio o de interés cultural de las cuales 41 se encuentran en el distrito de El Carmen. Sin embargo, ocurre un fenómeno más interesante, el hecho de que siete de estos patrimonios históricos son utilizados día a día como  incubadoras culturales. La Antigua Aduana es la sede de varios festivales de diseño anuales. La Antigua  Fábrica Nacional de Licores es  el actual Centro Nacional de Cultura (CENAC.)  El Centro Costarricense de Producción Cinematográfica, también declarado como patrimonio, difunde contenido de riqueza exquisita en temas de cine y tiene la sección de proyecciones gratuitas cada semana, Preámbulo. Los Apartamentos Interamericanos son casa de la Tienda eÑe, que sirve como vitrina  para los artistas nacionales quienes venden sus productos en esta cálida esquina.

El Cine Magaly en La California, venue donde sucede el shnit International Shortfilmfestival desde hace cinco años, propone a diario una oferta cinematográfica independiente e imperdible. Esta sala de cine es uno de los tantos espacios culturales que se encuentran en estos barrios. 

El bulevar gastronómico de Barrio Escalante sostiene alrededor de 26 restaurantes solo en la Calle 33, sin contar los restaurantes que se encuentran a menos de 100 metros en calles laterales. Todos  los restaurantes tienen una base fundamental en el diseño ofreciendo una experiencia gastronómica que incluye cervezas artesanales, hamburguesas y pizzas Gourmet, amplias opciones vegetarianas y mariscos. Varios restaurantes además tienen en venta productos de diseño local. A solo 200 metros de este paseo gastronómico se encuentra Casa Batsú, una casa antigua que incuba día a día todo tipo de proyectos culturales. Ahí también se encuentra la comunidad audiovisual deleFOCO, encargada del Playground San José del festival de cortometrajes shnit. 

pic

Frente de Casa Batsú, ubicada 550 metros este de la Iglesia Santa Teresita, en Barrio Escalante. 

El sinnúmero de actividades culturales que se han desarrollado en la zona de El Carmen en los últimos años la han convertido en la arteria cultural josefina, desde actividades gratuitas como  Enamórate de tu Ciudad en el Parque Morazán principalmente, los aclamados Art City Tours con diferentes destinos por toda la locación y el Festival Gastronómico La Luz en Barrio Escalante.

Esto no siempre fue así. Lo que ha sucedido en estos barrios es un proceso complejo de organización, reestructuración y diseño.

Siempre fue un área muy próspera y de una riqueza arquitectónica alta. Entre españoles y franceses que forman la zona, trajeron ideas de construcción  y urbanismo diferentes a las heredadas de la colonia. El paisaje josefino de adobe y bahareque fue quebrantado por arquitectura victoriana, neoclásica, entre otros estilos europeos. 

Incluso, Aranjuez fue la primer ciudad en Latinoamérica y la  tercera en el mundo en tener electricidad. El 9 de agosto de 1884 se inauguraron 25 lámparas, una de ellas al principio de la Calle 33, donde se localizaba la Pulpería La Luz, después un Bagelmen’s y ahora marca el inicio del Boulevard Gastronómico “La Luz.”

pic

El edificio del Centro de Cine, contiguo a la Antigua Casa Brenes Méndez. Ambas estructuras son patrimonio histórico. // Facebook Centro de Cine

Barrio Escalante, especialmente, es un ejemplo para el resto de la ciudad porque demostró que la  colectividad rinde grandes frutos. La Asociación de Vecinos de Barrio Escalante Siglo XXI fue consolidada en el 2009, con Manrique Odio de presidente. Don Manrique sufrió personalmente un asalto en el 2007 a 25 metros de su casa, por lo cual vio necesario trabajar colectivamente por la seguridad de las personas de la localidad. 

El  objetivo de la asociación era crear un plan que diera solución a los problemas de seguridad, estética y armonía del barrio. Con la idea de la importancia de los espacios públicos como centros de construcción de la ciudadanía y encuentro social,  contactaron al arquitecto Luis Diego Barahona, quien había realizado un Plan de Renovación de Los Yoses ese mismo año.

En el 2010 y vigente hasta el 2015,  Barahona crea el Plan de Renovación de Barrio Escalante con el apoyo de la Municipalidad de San José y la Asociación de Vecinos. El proyecto contemplaba tres valores fundamentales: la consolidación de la identidad cultural y gastronómica, el fortalecimiento del espacio público y la vitalización de los valores paisajísticos del barrio, utilizando el diseño con la naturaleza para crear un ambiente social y cálido, accesible y familiar.

El plan  contemplaba 20 acupunturas urbanas para poder consolidar esos valores dichos. La acupuntura urbana es una teoría de ecologismo urbano que combina el diseño con la medicina china de la acupuntura. En la acupuntura urbana se considera a la ciudad como un organismo vivo y se le interviene de la misma manera que a un cuerpo en la práctica de la acupuntura,  por medio de pequeñas mediaciones  que logran cambiar el contexto urbano a mayor escala.

Para resumir el plan, se acordaba en mejorar aceras y  alumbrado  con el fin de tener más accesibilidad y seguridad. También crear micro plazas y puntos de micro comercio para incentivar el movimiento creciente que se estaba dando en la zona.

La organización  vecinal y este plan de renovación desencadenaron un proceso que previamente  se ha visto suceder en otras ciudades alrededor del mundo, la denominada “economía cultural.” La cultura a veces es vista como una carga para el estado pero  es innegable que dentro de las estrategias de regeneración de las ciudades  está prestarle atención a las actividades culturales. 

Según el ensayo “El valor de la cultura en los procesos de desarrollo urbano sustentable” de Erik M. Rish Lerner la economía cultural se define como “la rama de la economía que estudia el fenómeno de producción, distribución y consumo de los bienes y servicios arraigados al sector cultural.” 

Las industrias culturales luego son definidas como aquellas que se dedican a servicios relativos al entretenimiento e información y las que se enfocan en la creación de productos manufacturados que permiten al consumidor construir una individualidad, auto-definición y status social. Además, comparten tres características fundamentales: estas pequeñas actividades comerciales comparten una estrecha vinculación con un proceso de creación estético y simbólico, están sujetas a la ley de oferta y demanda y para sobrevivir ante las amenazas de grandes firmas tienden a fusionarse en espacios conocidos como clusters que facilitan la circulación de información y productos. Esto justamente es lo que sucede en el Paseo Gastronómico La Luz.

Éste tipo de  clusters son incentivados por la “nueva clase creativa” que  encuentra un alto valor de desarrollo económico en la cultura basada en la integración social. Ésta nueva clase es conformada por una cantidad de artistas, músicos, diseñadores, arquitectos y artesanos que creen en la diversidad.

pic

El artista Dino Real, durante la fiesta de inaguración del shnit 2015. // Facebook deleFOCO 

El urbanista Richard Florida explica la importancia de esta nueva clase en cuanto al urbanismo: “Sin la diversidad, sin el factor “freaky”, raro, alternativo, sin la diferencia, sin la tolerancia, una ciudad tiende a morir. Las ciudades no necesitan centros comerciales o centros de convenciones para ser económicamente exitosas, necesitan gente creativa y excéntrica.”

Exactamente esto sucede en el distrito de El Carmen. Una cantidad enorme de personas con aspiraciones creativas caminan por estas aceras todos los  días, ya sea que se acercan para los castings de deleFOCO, van a comerse un helado a Galway o asistir a los intensos chivos del Centro Cultural de España.  

La esfera  creada por el ambiente cultural que se siente en estos cuatro barrios y sus alrededores son el ejemplo perfecto de una ciudad viva que se adapta a las nuevas generaciones. 


comments powered by Disqus

Otros artículos destacados

Película tica participará en el Cine en Construcción del Festival de San Sebastián
Película tica participará en el Cine en Construcción del Festival de San Sebastián
Películas animadas no aptas para niños
Películas animadas no aptas para niños
Clásicos de los noventa que podés ver en Netflix
Clásicos de los noventa que podés ver en Netflix
Regresa Narcos, la exitosa serie de Netflix
Regresa Narcos, la exitosa serie de Netflix
Clases de cine con Saul Goodman
Clases de cine con Saul Goodman
Películas que escandalizaron al cine por sus explícitas escenas de sexo
Películas que escandalizaron al cine por sus explícitas escenas de sexo