El impredecible Pedro Almodóvar

martes, 26 de julio de 2016 
Imagen de El impredecible Pedro Almodóvar
Una corta narración sobre la trayectoria de Almodóvar desde el movimiento contracultural de Madrid en 1975 hasta las pantallas internacionales.
Por Melissa Sánchez / [email protected]

Pedro Almodóvar es un genio del cine, pocos pueden negarlo. Él es capaz de agarrar material esotérico en su forma cruda y convertirla en relatos  disfrutables, visualmente agradables y además relacionables que cuentan, sin tapujos, la verdad de la esencia humana.

La muerte otorga al cine de Almodóvar el carácter de tragedia que parece admirar y perseguir de las tragedias griegas, pero esta muerte, enfrentada al amor es la que establece el eje argumentativo de toda narración filmográfica del director. El análisis psicológico y la profundidad que tiene cada una de sus películas deja a cualquier observador, o ‘ sádico involuntario’, atrapado en sus relatos. 

Almodóvar es considerado como el más reconocido director de origen español después del surrealista Luis Buñuel. Sus películas son caracterizadas por sus personajes femeninos fuertes y una especial dedicación a temas tabú con un carácter de interés social. Ejemplos de estos serían la muerte y el abandono como vimos en “Julieta” y la identidad y libertad sexual como se ve en casi todos sus filmes. 

Nació en la región de La Mancha un 25 de Septiembre de 1949. Se mudó a Madrid en 1968 y sobrevivió vendiendo ítems usados en el mercado de pulgas. Considerando la situación política y socio-económica del momento, estudiar cine para Almodóvar no era una posibilidad por lo cual trabajó en una compañía de telefonía española hasta poder comprarse una cámara Súper 8. 

Con todo el entusiasmo que había tenido conservado en su interior,  en 1972 comenzó a producir cortometrajes junto a sus amigos y llamó la atención de la contracultura española. Incluso, llegó a ser visto como uno de los representantes de “La Movida Madrileña,”  un movimiento artístico contracultural que tomó fuerza después de la muerte de Francisco Franco. El movimiento representaba la resurrección de la economía y  una identidad española nueva y más libre, donde se fomentaba la libertad de expresión y la transgresión de los tabús impuestos por el régimen dictatorial vencido. 

Así nacieron películas como “Pepi, Luci, Bom y otras chicas del montón”  en 1980,  el cual es un largometraje de 81 minutos de duración escrito y dirigido por Pedro Almodóvar. También escribió y dirigió  “Laberinto de pasiones” de manera independiente y con poco presupuesto en 1982. La trama del filme persigue relatar una retrospectiva al sexo y el amor durante “La Movida” divagando entre la libertad sexual y el surgimiento del VIH.

pic

En 1987, él y su hermano Agustín Almodóvar fundaron su propia compañía productora: El Deseo S.A. Ese mismo año nace “La ley del deseo”, su primera película como productores. Le siguen títulos entre muchos como “Mujeres al borde de un ataque de nervios” en 1988, “Tacones Lejanos” en 1991, “Kika” en 1993, “Flor de mi secreto” en 1995. “Todo sobre mi madre” en 1999 se convirtió en la película española con más premios obtenidos fuera del país, concluyendo con un total de 30 reconocimientos, entre ellos el Oscar por la Mejor Película Extranjera.  En ella, actúan Penélope Cruz y  Cecilia Roth, actriz que había sido protagonista en “Laberinto de pasiones.” “Habla con ella”  en el 2002 consigue el Oscar por el Mejor Guión Original. 

pic

Entre los títulos que le preceden está “Volver” en el 2006 que participa en el Festival de Cannes y obtiene el Premio al Mejor Guión y a la Mejor Interpretación Femenina. Además logró obtener 72 premios en total, en diversos festivales y competencias entre ellos EFA, Goya y el premio Fipresci del Festival de San Sebastián. “La piel que habito” en el 2011 marca el hito para el Almodóvar que ahora nos es presentado en “Julieta,” un Almodóvar sutil e impredecible. 

“Julieta” está inspirada por tres cuentos cortos del libro “Runaway” de la escritora canadiense Alice Munro; “Chance”, “Soon”, y “Silence.” (Destino, Pronto y Silencio.)  Ambos estilos narrativos son muy diferentes, el de Munro es contenido y silencioso, mientras que Almodóvar es vehemente y melodramático. La película pasó por cierto proceso de producción, incluso se llegó a considerar la posibilidad de ser en inglés y rodada en Canadá. Claro, eso no iba a funcionar con el paisaje, la actuación o siquiera un guión en inglés. Almodóvar tuvo que alejarse de Munro para acercarse a sí mismo, sin embargo por medio de la ausencia de sentimientos que en otras películas si están explícitamente presentes en dialogo y actuación. “Julieta” tiene una nueva vía narrativa, más intensa pero más contenida, “una lucha por contener las lágrimas”, según Almodóvar. Para el espectador, la explosión sentimental que deja no es durante el filme, es después.

pic

comments powered by Disqus

Otros artículos destacados

Películas que te harán amar el cine de Europa del este
Películas que te harán amar el cine de Europa del este
Las aventuras de un productor de música en Costa Rica
Las aventuras de un productor de música en Costa Rica
Detrás de cámaras de "The Shining"
Detrás de cámaras de "The Shining"
Festivales de Cortometrajes alrededor del mundo
Festivales de Cortometrajes alrededor del mundo
Ocho películas sobre el amor de padre e [email protected]
Ocho películas sobre el amor de padre e [email protected]
Neto Villalobos: exploración filmográfica del ser humano
Neto Villalobos: exploración filmográfica del ser humano