Alejandro Vargas: “TRANS-formando fue un aprendizaje”

lunes, 28 de septiembre de 2015 
Imagen de Alejandro Vargas: “TRANS-formando fue un aprendizaje”
Alejandro Vargas es un productor audiovisual que colaboró de manera esporádica en el proyecto de graduación de tres psicólogas que pretendían demostrar, la realidad de una parte de la sociedad.
Por Nathalia Segura|[email protected]
Foto: cortesía de TRANS-formando
Alejandro Vargas es un productor audiovisual que colaboró de manera esporádica en el proyecto de graduación de tres psicólogas que pretendían demostrar -mediante un enfoque cualitativo- la realidad de una parte de la sociedad.

Quienes tuvieron la idea principal fueron tres estudiantes -en ese entonces- de la Universidad Católica, María Laura Hernández Padilla, Katherine Hernández Zawalinski e Isabel Vargas Rumoroso, ellas se encargaron de investigar durante nueve meses para llevar a cabo su trabajo final.

Todo ese tiempo de estudio sirvió para crear un documental que cuenta con representaciones sociales de adultas trans que estuvieron en explotación sexual comercial mientras estaban en su etapa de crecimiento, principalmente menores de edad.

TRANS-formando es el nombre de este audiovisual de 17 minutos, en él decidieron realizar un vox pópuli (voz del pueblo) para saber si realmente las personas conocen cuál es concepto ideal sobre las mujeres trans.

Sin embargo -las ahora psicólogas- recibieron una serie de respuestas en el centro de San José, las cuales lamentablemente fueron muy impactantes, ya que el concepto como tal nunca lo escucharon por parte de los ciudadanos que se tomaron en cuenta.

Después de las erróneas y diversas respuestas definieron este término, el cual se utiliza para referirse a personas cuya identidad y/o expresión de género no corresponde con las normas y expectativas sociales tradicionalmente asociadas con el sexo asignado al nacer.

pic


“Comenzamos a averiguar y nos dimos cuenta que no había información reciente al respecto, solamente un par de hacía varios años y otras sobre explotación sexal comercial en menores de edad y homesuales entonces la población no calzaba”, expresó María Laura.

Además esta joven expresó que por esa razón se vieron obligadas a abarcar más este tema, ya que querían hacer algo que tuviera un impacto social, ya que una fundación costarricense confirmó que en el país existen cerca de 500 personas trans.

Transvida es un grupo focal integrado por estas mujeres que dejaron las aulas por discriminación, uno de sus principales enfoques es recopilar experiencias para reconocer en qué debían trabajar, siempre y cuando se respete la decisión de cada una, su nombre de preferencia y hasta su manera de vestir.

María Laura, Katherine e Isabel tuvieron otro impulso para realizar este material audiovisual, una de ellas relata que en su etapa académica recibieron clases con Tatiana Cartín, una profesora que trataba mucho en sus lecciones temas de sexualidad y de violencia de género.

Transvida no fue la única institución que formó parte de este proyecto, FundaVida es una organización que fue intermediario entre los productores de este documental, “una vez realicé un spot publicitario para recaudar fondos en una reunión que hace Fundavida una vez al año, ahí conocí a Isabel y ella me propuso realizar este otro”, expresó Alejandro.

Fundavida es una asociación que ayuda a niños y niñas inmersos en la fase de la devastadora pobreza, con la intención de quebrar este ciclo destructivo a través de personas y programas dirigidos a satisfacer las necesidades que los menores de edad enfrentan. 

Para Alejandro fue una sorpresa la propuesta por parte de las jóvenes psicólogas, ya que en días previos él se interesó aún más en las mujeres trans, “justamente en esos días pasaba mucho por Barrio Amón y veía a todas las chicas ahí”, Alejandro pensó más de una vez en acercarse para conversar con ellas; sin embargo, no sabía si era accesible, peligroso o si en el peor de los casos ellas se iban a molestar.

Kerlyn y Keyra son las protagonistas del documental, ellas fueron quienes se encargaron de relatar sus vivencias en un pasado y lo que viven actualmente, “en realidad somos como cualquier persona que anda en la calle y usted se topa sin darse cuenta”, dijo una de ellas; fue cuando Alejandro terminó de comprender que tomó una muy buena decisión al aceptar este trabajo.

pic


Estas dos mujeres salieron de una clase de diálogos que se realizaron en Transvida, un total de cinco entrevistas entre una y dos horas con cada una de ellas. Después del proceso de investigación tenían que hacer una propuesta de investigación y su mejor opción fue crear un audiovisual.

“Queríamos hacer algo que no se quedara solamente en papel, queríamos ver cómo hacíamos para llamar la atención en este mundo que va tan rápido, en este mundo de inmediatez y por eso decidimos hacer algo que se pudiera difundir por redes sociales”, expresó Isabel, quien añadió que la evolución tecnológica y de medios digitales fue su solución.

De inicio a fin notaron que la desinformación era su principal enemigo, un gran porcentaje de las personas desconoce completamente qué es una mujer trans y es por eso que todo el equipo de producción decidió derrotarlo con la ayuda de un amigo que crece constantemente, el Internet.

“Lamentablemente hay personas no saben cuál es la realidad de ellas, cuáles son sus motivaciones, no conocen el por qué están ahí, realmente está muy estereotipado que estas chicas solamente son un símbolo sexual”, dijo María quien afirma que el objetivo principal de todo el equipo era sensibilizar a la población.

La realización de TRANS-formando se llevó a cabo gracias a un gran grupo interdisciplinario, es decir profesionales de distintas áreas trabajando por un bien común.

Alejandro Vargas junto con Pri Sauma se encargaron de la producción audiovisual, Katherine, Isabel y María Laura las autoras intelectuales y quien realizó el arte es Rolando Chan, la imagen del documental que ahora es un método de concientización.

Alejandro Vargas actualmente se encuentra en la etapa final de su licenciatura en Cine y Televisión, esto en la Universidad Veritas. Sin embargo, la psicología no es un tema nuevo para él, ya que estudió esta carrera la cual no terminó al enamorarse en 2008 de la producción audiovisual.

“Me encanta la capacidad de comunicar por medio de imágenes, esas imágenes que no salen de mi cabeza hasta que las hago; a veces me gusta mucho una canción y después me doy cuenta que es por las imágenes, yo las considero muy poderosas”, dijo Alejandro.

Este es el tercer documental del joven productor, anteriormente realizó uno sobre los artistas callejeros, específicamente sobre aquellos que hacen maniobras con fuego, Fuegos Viajeros; fuera de nuestras fronteras también ha dejado huella, en Cuba realizó Calle de la Esperanza.

Sin embargo, no solamente este tipo de producciones son la pasión de Alejandro, ya que se declara amante de los videoclips, recientemente convirtió en imágenes la canción Rapera Fina de la cantante Dinamita.

Con cada una de sus trabajos Alejandro confirma que aprende mucho, TRANS-formando es un caso especial, ya que él declara que no sabía mucho acerca de la realidad de estas personas, “tuve mucho aprendizaje al realizar con las psicólogas la tesis, cuando usted me mencionaba ´trans’ yo no sabía que era transexual, travesti o transgénero… yo no conocía la diferencia”.

Esa fue la enseñanza por parte de Alejandro, instruirse y conocer más acerca de esta población, para María Laura lo impactante del trabajo es saber que a una de las muchachas que formó parte del vídeo recibió disculpas por parte de alguien que en su momento le hizo sentir mal, “ella me dijo que alguien le pidió disculpas después de ver el vídeo, le dijo que realmente nunca había entendido que ellas se sentían así”, de esta manera ella entendió que su trabajo estaba bien hecho.

El equipo de producción tuvo un impacto positivo durante y después de realizar TRANS-formando, un documental de 17 minutos lleno de amor, pasión y ganas de llegar hasta su corazón. 

comments powered by Disqus

Otras noticias destacadas

El Cinearte está de regreso en la Sala Garbo
El Cinearte está de regreso en la Sala Garbo
La película costarricense ‘Un regalo esencial’ devela su primer trailer
La película costarricense ‘Un regalo esencial’ devela su primer trailer
Programación de la Muestra LGTBIQ
Programación de la Muestra LGTBIQ
Última oportunidad para disfrutar de la programación de Preámbulo del mes de julio
Última oportunidad para disfrutar de la programación de Preámbulo del mes de julio
Placeres Perversos
Placeres Perversos
Dos proyectos ticos seleccionados por Ibermedia
Dos proyectos ticos seleccionados por Ibermedia