Muñecas Rusas

viernes, 14 de noviembre de 2014 
Imagen de Muñecas Rusas
Lo digo de entrada: Este texto lo he escrito a manera de elogio de la película "Muñecas Rusas" de Jurgen Ureña (y del generoso equipo de técnicos y actores que le ayudó a elaborarla).
Por: Eugenio García

Lo digo de entrada: Este texto lo he escrito a manera de elogio de la película "Muñecas Rusas" de Jurgen Ureña (y del generoso equipo de técnicos y actores que le ayudó a elaborarla). Viéndola, quizás algunos pensarán que no se trata de una película porque esperaban de ella la narratividad a la que nos tiene acostumbrados y muchas veces constreñidos la vertiente más conocida del cine. Pero esto es olvidar que más allá de su núcleo comercial e industrial hay vida y que en la historia cinematográfica abundan los ejemplos de importantes películas que funcionan bajo otros supuestos y donde contar una “historia" (en el sentido más usual de la palabra, es decir, el que observa una línea dramático-narrativa con principio, desarrollo y fin más o menos identificables) muchas veces no es, ni de lejos, su objeto.

A través de dichas películas no convencionales se quiere comunicar otra cosa que poco o nada tiene que ver con un desarrollo narrativo heredado de la literatura y el teatro y que fueron utilizados para poder fundar más fácilmente una industria cinematográfica con probado “gancho” o incluso instrumentalizándola con fines ideológicos. Me vienen a la mente algunos nombres de autores consagrados, pero independientes, quienes fueron más bien cautivados por el cine no narrativo o seminarrativo (o si se prefiere “experimental”, a condición de que no se entienda como una permanente precariedad que a veces no viene al caso)… Nombres como los de Duchamp, Fischinger, Dulac, Ruttmann, Richter, Deren, Brakhage, Mekas, Boltansky, Pelechian, por mencionar solo unos pocos entre los más conocidos. Todos ellos se posicionaban en otro lugar, centrado su atención en toda clase de ritmos, patrones, texturas de imagen, sensaciones kinéticas y diversas posibilidades expresivas que es posible crear y transmitir con los recursos propios del cine, llevándolo por los rumbos de los que podría ser más bien una “música visual” que explora e interroga los límites del lenguaje cinematográfico, pero alejada de la “emoción” que se deriva de lo narrativo y que por supuesto “vende” muy bien.

Pienso que “Muñecas Rusas” navega un poco dentro de esas aguas, pero haciendo a la vez ciertos guiños al cine convencional (un poco al estilo de Godard, de Glauber Rocha o de Raoul Ruiz). Esta película juega más bien con diversos códigos estéticos, de género (desde el cine “noir” hasta el “soft porn”, pasando por la videodanza) y con variados recursos técnicos para plantear un mundo muy singular donde el realizador comparte con el público los estados mentales que lo habitan durante la fase de creación de una historia, pero antes de que ésta tome forma. Y para ello se sirve de diversos personajes o de "modelos" cuasi bressonianos y por supuesto de su alter ego cinematográfico encarnado en Antonio (protagonizado por Antonio Yglesias), director de cine. La película alude a toda esa fase de dudas, cuestionamientos e inspiraciones diversas que llegan algunas veces a plasmarse en imágenes cautivadoras, cuando apenas los personajes comienzan a esbozarse y es más clara una visión puramente cinematográfica (un movimiento de cámara o un determinado juego de luces, por ejemplo) que un desarrollo dramatúrgico acabado. Es una película para dejarse llevar o para abandonar (lo cual es también válido), aunque sería una lástima no tratar de intentar lo primero porque es una película rica en su propuesta visual y sonora y en ese aspecto hay un fuerte goce también. Pero si uno acepta entrar en el juego que propone, conviene descartar la idea de que nos están contando una historia, para más bien abrirnos a un mundo monocromo de luces y sombras chinescas, de reflejos caleidoscópicos, de frases que resuenan en español, ruso, italiano… A un universo fractal que cabe dentro de otro, como ocurre justamente con las matrioskas. Es como si compartiéramos con el realizador-protagonista un rompecabezas que quisiéramos armar pero sin estar seguros de hasta qué punto está completo o sin saber si está mezclado con otro y termináramos transitando como en un sueño o en un ambiente de cierto surrealismo.

No sé si decir “me gustó” o “no me gustó” sin más sea lo más apropiado tratándose de una película de éste tipo, porque caería en una especie de trampa reduccionista. Yo más bien preferiría decir que me interesó mucho y que algunas facetas me parecieron más fascinantes que otras o quizás mejor logradas. En todo caso pienso que es una primicia en nuestro cine que llega con muchísimo años de retraso en la historia de éste género de películas, pero que es bienvenida porque la construcción de una cinematografía se hace también con piezas de éste tipo, ya que ayudan a enriquecer el lenguaje fílmico y nuestros propios referentes. Posiblemente ésta película quedará en los anales de nuestra historia cinematográfica como un caso único, meteórico, y ya solo por eso es merecedora de un reconocimiento que destaque la valentía de su planteamiento y lo bien lograda que está de modo general (a pesar de los limitadísimos recursos con que fue hecha). Yo prefiero por mucho una película de éste tipo a otra que por más bien intencionada que esté no se atreva a experimentar con nada, y que en particular tema a las posibilidades de la herramienta cinematográfica por excelencia, la cámara. No olvidemos que en la naturaleza del arte verdadero está la ruptura de todo tipo de paradigmas y ésta película es para nuestro medio.. y más allá aún…rompedora.
comments powered by Disqus

Otras noticias destacadas

Festivales de cine en Colombia buscan diseñadores para sus afiches
Festivales de cine en Colombia buscan diseñadores para sus afiches
Spot Doctv Latinoamerica 2015 - L.A. FELICIDAD!
Spot Doctv Latinoamerica 2015 - L.A. FELICIDAD!
Focos sobre: Call Me By Your Name, Medea y Pizza, birra, faso
Focos sobre: Call Me By Your Name, Medea y Pizza, birra, faso
“Tendiendo Pescado”, un cortometraje para educar
“Tendiendo Pescado”, un cortometraje para educar
Videoclip "Cupido" - Debi Nova
Videoclip "Cupido" - Debi Nova
Alejandro Bonilla, el joven que conquistó al jurado del shnit
Alejandro Bonilla, el joven que conquistó al jurado del shnit