Alexandra Latishev, directora de Medea: "La película no es adoctrinadora, solo te enfrenta a una realidad"

lunes, 07 de mayo de 2018 
Imagen de Alexandra Latishev, directora de Medea: "La película no es adoctrinadora, solo te enfrenta a una realidad"
Alexandra Latishev, directora costarricense, habló con deleFOCO sobre Medea, su primer largometraje de ficción.
Por Luciana Gallegos | [email protected]
País Costa Rica

“La pantalla es un útero, o una prisión en Medea, de la costarricense Alexandra Latishev. Filmada en formato 4:3, el mayor acierto de este film es centrarse en la corporalidad de su protagonista, en crear este espacio de desarrollo de su narrativa durante el proceso biológico que se desarrolla”. Así describió José Sarmiento Hinojosa parte de la propuesta de Medea (2017), a propósito de su proyección en el Buenos Aires Festival Internacional de Cine Independiente (BAFICI), 2017. Este es el primer largometraje de ficción dirigido por Latishev, quien ya se había dado a conocer por su trabajo en el documental Los Volátiles (2014) y el corto Irene (2014), protagonizado por Liliana Biamonte, así como su participación en películas de otros directores, entre ellas Muñecas rusas (2014), de Jurgen Ureña, y Por las plumas (2013), de Neto Villalobos. Cerca del estreno general de Medea en salas costarricenses—ya había sido presentada en el país durante el CRFIC 2017—, entrevistamos a Latishev sobre su trabajo como directora, guionista y editora de esta película.

Según la directora Kelly Reichardt, en Meek’s Cutoff (2010) eligió la relación de aspecto 4:3 para transmitir la visión limitada que tenían las mujeres protagonistas, por las gorras que utilizaban, así como para sugerir la soledad vivida durante el viaje colectivo mostrado en la película. “Pienso que al cortar la vista periférica, queda la idea de que algo podría estar ahí sin que uno lo sepa—dijo ella—entonces ofrece un tipo de tensión”. En Medea el aspecto 4:3 transmite también cierto aislamiento de la protagonista. Se transmite cierta claustrofobia relacionada con el hecho de que estamos “atrapados” en nuestros cuerpos. Y eso es fuente de tensión, especialmente por el embarazo no deseado de la protagonista. ¿Cómo llegó a la decisión de utilizar esa relación 4:3?

Creo que estás muy acertada, se trata mucho de una sensación de encierro. Una vez un crítico escribió algo que me gustó muchísimo que decía: “El encuadre es un útero”. Creo que asumí el reto de contar desde el cuerpo, y eso involucra textualmente contar sobre el entorno desde la corporalidad del personaje, cómo reacciona, cómo actúa en relación con ese entorno, sin que ese entorno sea visible.

En ciertas películas, la puesta en escena se construye con la intención de que la audiencia pueda observar todos los elementos supuestamente importantes. En Medea eso no sucede. Además de la visión limitada por el aspecto 4:3, en muchas ocasiones—aquellas en las que personas están reunidas en mesas para tomar o comer; aquellas con el equipo de rugby—no vemos a todos los actores, aunque los escuchamos. A otros los vemos de espalda, incompletos. Por otra parte, el diálogo es reducido. Ciertos momentos extensos se pasan sin muchas palabras, o solo con comunicación práctica que ignora un hecho importante: el embarazo de la protagonista. Esta “ausencia” o negación de información, y la ambigüedad que puede acompañarlas, no son tan usuales en el cine convencional (costarricense). ¿En algún momento pensó en cómo recibiría la audiencia nacional una propuesta formal como la de Medea?

Creo que esto tiene que ver con la segunda idea y la idea anterior que te contaba, pero también reafirma esa idea de negación, de una manera visual “nadie da la cara“ solo el personaje, y eso genera más tensión sobre el espectador que es el único en enterarse de lo que vive.

Las interacciones entre los personajes—especialmente pienso en aquellas escenas con gente alrededor de una mesa, reunidas para tomar o comer—dan la impresión de mucha soltura o “naturalidad”. ¿Cómo fue el proceso de trabajo con los actores?

Fue un trabajo de alrededor de un año el que tuvimos con los actores, cuando estaba escribiendo el guión me cuestionaba cómo hacer una película sobre el cuerpo sin trabajar directamente con el cuerpo, y esa es la principal herramienta de los actores y actrices, entonces nos dimos el tiempo para construir a los personajes a partir del trabajo corporal y no en papel. Si era necesario también ensayamos en las locaciones reales y con parte del equipo de le película, la idea era conocer y explotar al máximo las posibilidades del espacio, así como mimetizarnos con esa realidad, casi a manera de un documental.

deleFOCO Comunidad AudiovidualMedea (2017)

Las escenas parecen grabadas desde un único punto de vista. No se notan distintos ángulos de una misma escena. ¿Fue esto una elección creativa desde el inicio, o se debió a otros factores (restricciones presupuestarias, por ejemplo)?

Creo que te referís que es un solo punto de cámara, y pues no era un tema presupuestario, es un tema creativo y de puesta en escena, es una decisión muy riesgosa tomar esa decisión pero después de un año de filmar ensayando estas escenas, los fotógrafos y yo estábamos seguros que había un solo lugar desde dónde se podía mirar esta realidad.

La escena de mayor duración es también una de mucho esfuerzo corporal, de sufrimiento. Hablo de la escena en el baño, donde ocurre la culminación del embarazo no deseado de la protagonista. ¿Cómo fue la preparación para grabar esta escena, tanto para el equipo detrás de la cámara como para la actriz principal, a Liliana Biamonte?

Fue un trabajo de meses con la actriz, los estímulos y las acotaciones fueron físicas y no psicológicas. Un detalle interesante es que esa es la primera toma que hicimos. Es la primera pero hay muchísimo tiempo de trabajo previo.

Además de directora y guionista, usted fue editora de Medea, junto con Soledad Salfate. Distintos cineastas destacan el papel de la edición en el proceso de hacer cine. Para algunos incluso es el aspecto más importante. ¿Desde el inicio pensaba involucrarse en esta labor? ¿Cómo fue ese trabajo—colaborativo—de edición?

Sí, yo también soy montajista, he editado mis películas y algunas de mis colegas, pero creo que no es un trabajo que me echaría sola todo en este caso, porque es mi película, creo que en algún momento tenía que soltar y pues una mirada fresca podía otorgarle muchísimo, más una mirada de una editora de la talla de Soledad Salfate, quien recientemente editó Una Mujer Fantástica, ganadora del Oscar, el Oso de Berlín y muchos más premios.

¿En algún momento le preocupó la posibilidad de que el público llegara a enfocarse más en el “tema” de la película que en su abordaje formal o estético, especialmente dado el ambiente político nacional, en que ciertos temas como el derecho a decidir causan aún bastante polarización? ¿Cómo concibe esta relación tema-forma?

No me preocupa en absoluto, me encantaría que la gente se sienta apelada de alguna manera por la película, que genere discusión. La película no es adoctrinadora, solo te enfrenta a una realidad. Creo que el abordaje estético, para alguien que no esté entrenado o entrenada en leer eso, es algo que quizás se percibe más de manera inconsciente.

¿A cuáles artistas—en el cine o en otros ámbitos—citaría como inspiración, en específico para la creación de Medea, así como en su carrera en general como directora, editora, guionista?

Creo que mis amigos Paz Fábrega, Neto Villalobos y Jurgen [Ureña] son personas que me motivaron muchísimo y de quienes aprendí mucho sobre formas alternativas de producir cine. Creo que toda la gente que conformó mi equipo Álvaro, Kim, Oscar, Cynthia, Soledad, Christian y muchas personas más me inspiraron con su compromiso y confianza. Y pues el compromiso de Liliana como actriz fue fundamental, sin ella no habría película.

Medea se encuentra actualmente en salas costarricenses. Para más información pueden revisar su página de Facebook.
comments powered by Disqus

Otros artículos destacados

Documental. Rodando: Stanley Kubrick
Documental. Rodando: Stanley Kubrick
Invitación a nuestro taller De la Idea al Guión, impartido por Roberto Jaén
Invitación a nuestro taller De la Idea al Guión, impartido por Roberto Jaén
Los güilas del largometraje de Sergio Pucci ya llegaron a los cines del país
Los güilas del largometraje de Sergio Pucci ya llegaron a los cines del país
Festival de Cannes 2018: latinoamerica
Festival de Cannes 2018: latinoamerica
Primera producción tica debutará en Cartoon Network latino este año
Primera producción tica debutará en Cartoon Network latino este año
Películas clase B que puedes disfrutar en Netflix
Películas clase B que puedes disfrutar en Netflix