Entrevista con Sergio Pucci: dirección, guión y foto de la película Güilas

lunes, 07 de mayo de 2018 
Sergio Pucci es un fotógrafo, director y guionista costarricense. Él se incursionó en la producción audiovisual por medio de Amor de Temporada, corto tico publicado en el Festival Shnit 2015 y generó un gran interés al año siguiente. Momento en el que la producción de Güilas comienza por inspiración del interés del público en la historia.
Imagen de Entrevista con Sergio Pucci: dirección, guión y foto de la película Güilas
Conversamos con Sergio Pucci, creador de una nueva película costarricense. Este largometraje duró dos años en producción, pasando por las siete provincias de Costa Rica y finalmente llegar a cines. Fue inspirado en un corto grabado en un fin de semana, que tras un apogeo nacional, impulsó a su director (Pucci), a crear seis cortos más e introducirnos a “Güilas”.
Por Lorelaid Martínez | [email protected]

Conversamos con Sergio Pucci, creador de una nueva película costarricense. Este largometraje duró dos años en producción, pasando por las siete provincias de Costa Rica y finalmente llegar a las carteleras de los cines. Fue inspirado en un corto grabado en un fin de semana, que tras un apogeo nacional, impulsó a su director (Pucci), a crear seis cortos más e introducirnos a "Güilas".

Güilas, como llaman los costarricenses con cariño a los niños, se estrenó el pasado 3 de mayo en las principales salas del país y, como Pucci nos relata, la película está siendo bien recibida por el público nacional.

"Lo que he escuchado del jueves (03 de mayo), que fue el primer día y que los jueves son días bajos, es que estuvo muy bien, fue bastante fuerte. Fue la segunda peli en asistencia después de Avengers: Infinity War de ayer (03 de mayor, día del estreno). Y sobre todo el boca a boca lo he visto muy positivo. Muchos líderes de opinión y mucha gente posteando y recomendando ir a verla con feedback muy positivo hasta mandándome mensajes, va a regar la bola y eso nos va a ayudar en la taquilla de lo que viene".



Para el director de Güilas, las producciones audiovisuales han estado con él desde su niñez. Participando en ellas desde entonces a pesar de no haber estudiado cine precisamente. Tal vez su apellido Pucci, se les haga más conocido por sus libros de fotografías y trabajo en ese arte. Su estudio de cine es más bien basado en lo empírico. Decidió convertirse en autodidacta cuando hace al menos 10 años que nace su interés en el cine, después de practicar tantos años la fotografía como carrera.

"Desde pequeño estuve involucrado en producciones. Ya de adulto estuve en filmaciones donde fui solo fotógrafo. Sí era un mundo conocido para mí. No estudié cine, he sido fotógrafo de foto fija desde hace 20 años, hace 10 años me empezó a interesar el cine, por su fotografía. Empecé a estudiar, hice cursos libres, pero sobre todo, yo solo. En lo que más me he preparado es en guión y dirección de fotografía".

Fui parte de la fotografía para BBC Blue Planet II, dirigí la filmación en Costa Rica del arribo de tortugas en Playa Ostional. Así que entiendo los roles y entiendo la dinámica de la producción”.



Mucho de lo que está en escena en Güilas, se inspiró también en las canciones ticas y de ahí derivan los correspondientes nombres de cada corto. Sergio nos explica el por qué su elección específica de estas canciones y creación del soundtrack de la película.

"Me inspiraron para buscar las historias, son reinterpretaciones. Desde el punto de vista de tema, me ayudaron a explorar las aventuras de Juan Burú (personaje inventado por su padre en su niñez para contarle antes de dormir) y mi propia infancia. Me ayudaban para algunas de esas.
Algunas como la de Guana ya la conocía, o la de año viejo, Cartago y Alajuela que es el himno al quince de setiembre, otras las encontré buscando, como la de Heredia de Emilia Prieto.
Todas me gustan, me identifico con la de Limón. El 90 por ciento es anécdota mía, igual que Amor de Temporada".



Si se toma en cuenta el valor agregado que los actores infantiles le dieron a las historias ficticias creadas, ya no solo a partir de toda la cotidianidad y folclore costarricense imperdible que se reconoce a la hora de ver la película, son estos niños también ticos los que le dan un toque especial a la cinta según el mismo Pucci.

"Totalmente, siento que el hecho de que todos los niños fueran de la comunidad hizo que esta comunidad se involucra y en muchos casos son niños que nunca se habían involucrado en esto, ni habían estado culturalmente cerca de esto".



Recordemos que los niños no solo son costarricenses, sino que también son oriundos de las provincias de donde representan a sus personajes, donde la mayoría de los actores no tenían experiencia actoral hasta Güilas. Decisión bastante creativa que además hizo del proceso de preproducción con el casting un poco más atrevida de lo usual.

"En la mayoría de provincias fue solo una visita, como en Limón en el desfile del día del negro, otras veces fueron dos ocasiones. A excepción de dos niños de los de Chepe (San José), Hannah, y Santiago. Los demás nunca habían actuado. Yo escogí niños que sentí naturales para actuar y que sentí que siguieron instrucciones de manera natural. Solo se hizo un ensayo antes de filmar y la prueba del casting donde los elegimos".

¿Por qué no ampliar la historia, pero solo en Guanacaste?

"Fue una posibilidad, pero al final pensé mejor por hacer un formato innovador juntar todos los cortos y ser diverso. Como por ejemplo en Limón es más tranquilo y pasivo, en Cartago la historia es nocturna. La de Puntarenas tiene mucho que ver con el ferri y churchills, la de Heredia con tractores, la de Chepe con las fiestas de zapote, para Alajuela usamos el tema del desfile de bandas del 11 de abril de Juan Santamaría. Todos tienen ritmos diferentes y temas diferentes a nivel de paisaje y rasgos culturales, el alma de cada provincia está puesto en la peli. Esa fue mi intención, representar la historia de cada una, paisajes, idiosincrasia, cultura y la región donde se filmó específicamente".

deleFOCO Comunidad Audiovidual

¿Cuál fue la diferencia entre la grabación de Amor de temporada y Güilas en términos de experiencia y tiempo?


"Las historias, algunas son muy ambiciosas en términos de producción, como en Puntarenas que se filmó en tiempo real en un ferri, nada se detuvo para hacer las tomas. Lo mismo en las fiestas de zapote o el desfile de Alajuela. Era más retadora, fue más cansado y de mucho más esfuerzo. La comunicación con los niños y el equipo, para mí fue muy estimulante, entretenido y me generó presión. Muchas cosas podían salir mal, con respecto a Amor de Temporada, fue una apuesta".



¿Cómo fue trabajar con tantos niños en un solo proyecto y pasar de enfocarse en solamente dos - una historia, a contar varias y tener a tantos protagonistas?

"Súper cansado, por el montón de locaciones, muchos niños diferentes y fue todo un reto, no es fácil. Lo fui viendo día a día, niño a niño. Fue un aprendizaje para mí. Uno se adapta según el niño, eso hice yo. Algo que me funcionó con ellos fue tratarlos como adultos, les exigí y les hablaba como a un adulto. No subestimarlos por ser niños y ese respeto y ese nivel, ellos lo sintieron y respondieron. Es cansado; las grabaciones, repetir, estar ahí todo el día, y a pesar de su corta edad y el cansancio, se pusieron la camiseta. Se buscaban espacios para jugar también. Todo el equipo fue muy sensible en ese sentido, fueron muy conscientes de que eran niños y eran medio niñeras, compañeros de juegos, etc".

deleFOCO Comunidad Audiovidual

¿A la hora de ver el producto final de Güilas, fue todo lo que te habías imaginado?


"Sí, vamos a ver, hay cosas que me hubiera gustado que quedaran mejor, como con las fotos. Además, hacer cine es tan complejo, que es muy fácil que haya cosas que salgan como uno no se lo imaginó, pero me siento satisfecho. Sobre todo, que no me quedé con la sensación de no dar lo suficiente, hice lo mejor que pude. Independientemente de la respuesta de la gente, que ha sido positiva hasta ahora, quedo con esa tranquilidad. Siento que se logra la esencia".

El primer fin de semana de Güilas en los cines costarricenses

"El primer fin de semana es vital para cualquier producción costarricense y contar con un apoyo tan importante en las salas de cine de todo el país ha sido medular para poder alcanzar a todo este público. Esperamos que la respuesta de los espectadores siga de forma tan positiva como hasta ahora para que la película siga en cartelera mucho tiempo más.
Me siento muy agradecido y con expectativas muy altas por la respuesta del público durante este primer fin de semana, muchísima gente recomendándola con palabras muy bonitas sobre la peli e incluso diciendo que la van a volver a ver."

En el primer fin de semana de la película Güilas, primer largometraje de Sergio Pucci como director, recibió a 17.290 ticos en las 26 salas de cine disponibles. 75 minutos que se pasan volando lleno de memorias, pues como tico es fácil sentirse reviviendo su historia. La respuesta del público coloca el filme al lado de otras exitosas producciones nacionales, entre ellas; Italia 90, que llamó a 20.283 personas en su fin de semana de estreno, Gestación que reunió a 14.390 asistentes y El Regreso que se estrenó con más de 12.500 espectadores. 




comments powered by Disqus

Otros artículos destacados

Clásicos de los noventa que podés ver en Netflix
Clásicos de los noventa que podés ver en Netflix
La breve historia del hombre que salvó al cine y casi fracasa en el intento
La breve historia del hombre que salvó al cine y casi fracasa en el intento
Las mujeres también hacen buen cine
Las mujeres también hacen buen cine
Fotografías detrás de cámara de Alien que no habías visto
Fotografías detrás de cámara de Alien que no habías visto
Roberto Benigni, talento y humor italiano
Roberto Benigni, talento y humor italiano
DocuLab Guadalajara abre convocatoria
DocuLab Guadalajara abre convocatoria