Lo “mejor” del año: Apuntes sobre las nominaciones a los premios Oscar

miércoles, 14 de febrero de 2018 
Imagen de Lo “mejor” del año: Apuntes sobre las nominaciones a los premios Oscar
Con apoyo de reflexiones de Kristin Thompson—académica y crítica de cine—sobre los Oscar, en deleFOCO comentamos algunas de las películas nominadas este año a la luz de ciertas tendencias, históricas y recientes, de estos premios.
Por Luciana Gallegos | [email protected]
Foto: independent.co.uk
Algunas premiaciones de cine, como las listas de fin de año, resultan casi inescapables. No nos referimos a los Writers Guild Awards, llevados a cabo el domingo pasado, ni a los USC Scripters Awards, entre otras entregas de premios que pasan casi desapercibidas para el público general. Nos referimos, en cambio, a ceremonias como los Premios Oscar, otorgados por la Academia de Artes y Ciencias Cinematográficas, cuyas nominaciones para este año fueron anunciadas el pasado 23 de enero. Para bien, para mal, usualmente para mediocre, los Oscar marcan tanto carteleras—durante los primeros meses del año, la oferta del Cine Magaly, por ejemplo, se llena de películas nominadas—como publicaciones y afiches (“Academy Award® Nominee”). Algunas personas discuten errores pasados con cierta alegría, escriben artículos para revistas con títulos como Celebrity Studies, o expresan cuáles hubieran sido sus elegidas (superiores, claro). Otras, sin fines de lucro, predicen los ganadores, con base en preferencias personales, conocimiento sobre tendencias recientes o una combinación de ambas.

Una de esas tendencias recientes, tal como señala Kristin Thompson—académica y crítica de cine—, es una politización más explícita, abiertamente discutida, del quehacer cinematográfico en general, y de premiaciones como los Oscar en particular. Diversidad (étnica, sexual, cultural) detrás y delante de cámaras, igualdad de pago entre hombres y mujeres, comportamiento sexual delictivo o inapropiado de actores, productores, directores—estos temas, entre otros, han impactado profundamente las conversaciones mediáticas sobre cine (no solo estadounidense) desde hace algunos años, con variadas implicaciones, algunas más concretas que otras, en los procesos de nominación y premiación.

¿El triunfo de The Salesman, del iraní Asghar Farhadi, como mejor película extranjera fue, al menos en parte, una forma de protesta contra las políticas migratorias, y las declaraciones anti-árabes, de Trump? ¿La ausencia de nominación para James Franco, quien hace poco ganó un Globo de Oro por su papel como Tommy Wiseau en The Disaster Artist, tuvo algo que ver con algunas acusaciones recientes en contra del actor? Es difícil conocer el conjunto de razonamientos y prejuicios, tanto estéticos como sociales, que mueven las decisiones de los miles de miembros de la Academia. Como indica Bilge Ebiri, incluso es imposible saber con certeza si los votantes vieron las películas nominadas antes de elegir sus preferidas. Reciben sus copias por correo, votan. Código de honor. La composición demográfica de la Academia misma ha sido objeto de crítica, por la predominancia de hombres blancos heterosexuales, en tanto se considera que esta impacta considerablemente cuáles sensibilidades son tomadas en cuenta, y cuáles son excluidas. Al respecto, la expresidente de la Academia, Cheryl Boone Isaacs, expresó un compromiso de duplicar la membresía de mujeres y de personas negras, latinas, árabes o asiáticas (bajo la categoría “people of color”) para el 2020. Compromiso que el actual presidente, John Bailey, confirmó.

Dos películas ganadoras

deleFOCO Comunidad Audiovidual
En medio de una (entretenida) confusión con los sobres oficiales, el año pasado se anunció que Moonlight era Mejor Película [Foto: Chris Pizzello/AP].

Sobre la prominencia más explícita de lo político en las películas elegidas para los Oscar, Thompson vislumbra el potencial surgimiento de un patrón. En tres de las cuatro últimas premiaciones, dice, han habido, en cierto sentido, dos películas ganadoras. Afirma: “La táctica parece ser entregarle una gran cantidad de premios a un filme bastante popular y algunos pocos—incluyendo el más prestigioso—a un filme que los votantes desean, en efecto, fomentar que las personas vean.” Las representantes de ese segundo tipo de película—presupuesto relativamente bajo, posicionamiento político prominente—han sido 12 Years a Slave (2013, Steve McQueen), Spotlight (2015, Tom McCarthy), y Moonlight (2016, Barry Jenkins), ganadoras de pocos premios, incluido Mejor Película. Una excepción se dio en el 2014, cuando la ganadora a Mejor Película fue Birdman (Alejandro G. Iñárritu), un largometraje no precisamente reconocido por un “mensaje político” ni un elenco diverso.

Claro, un patrón de tres años no es un patrón particularmente establecido, y este tipo de observaciones no son predictivas sobre lo que va a pasar este año o luego. Si bien tampoco es simple trazar sus antecedentes, Thompson apunta las ocho nominaciones recibidas por Brokeback Mountain, de Ang Lee, en el 2005, así como las discusiones sobre sus implicaciones políticas, como un posible punto de quiebre, donde se comenzaron a tratar de manera más prominente—por medios, por la audiencia, por activistas, por los miembros de la Academia—asuntos de presencia y representación de ciertos grupos sociales históricamente excluidos en los Oscar (mujeres, personas no heterosexuales, afroamericanos, personas trans, entre otros).

Detrás de la idea de las dos películas ganadoras, encontramos otra noción compleja: la división binaria entre calidad y postura o atrevimiento políticos; entre entretenimiento y mérito artístico. Binarismos tan discutibles como persistentes. De hecho, la oposición entretenimiento-arte estaba claramente presente en la primera premiación de los Oscar, en 1929, única vez en la que se utilizaron dos categorías para mejor película. Una, Outstanding Picture (Película Sobresaliente) pretendía premiar largometrajes más populares y convencionales. La otra, Unique and Artistic Picture (Película Única y Artística), era una categoría para películas con méritos artísticos supuestamente más elevados. Una película, sin duda, puede ser admirable tanto estética como políticamente; al mismo tiempo formalmente innovadora y entretenida.

Lo “mejor” del año

deleFOCO Comunidad Audiovidual
Este año se celebrará la nonagésima ceremonia de entrega de los Premios Oscar. La primera sucedió en 1929 [Foto:Wikimedia, 1954].

Entonces: ¿cómo se decide qué es lo “mejor”? Según resume Thompson, la Academia ha tendido a equiparar “mejor” con “más importante.” Entre otras cosas, eso ha significado mucho mayor apoyo a dramas (¡seriedad!) que a comedias. Más recientemente, como hemos visto, eso también ha llevado a darle nominaciones o victorias a propuestas consideradas políticamente relevantes. Otros tipos de películas privilegiados en la historia de la Academia: épicas históricas, biografías serias, adaptaciones literarias y “el ocasional título ligero de algún modo arrastrado por Harvey Weinstein” (conocido, desde antes del destape de su historial de abuso sexual, por campañas indecorosas para sus películas). Además, ella sugiere que, según criterios de calidad como coherencia, unidad, intensidad de efecto, complejidad y originalidad, la Academia ha optado mayormente por producciones convencionales que exhiben coherencia y unidad en mayor medida que las demás cualidades. Muchas películas que ahora se consideran “clásicas” no ganaron ni fueron nominadas en su año.

Las nominadas a Mejor Película este año no producen mayor sorpresa. Tenemos dramas históricos (Darkest Hour, Dunkirk, The Post), largometrajes con mensajes—directos o alegóricos—en contra del racismo (Get Out, cuyo elemento más llamativo es tratar el tema desde el género de horror; The Shape of Water), y producciones de autores reconocidos (Call Me by Your Name, de Lucas Guadagnino, y Phantom Thread, de Paul Thomas Anderson). A grandes rasgos, dramas con énfasis en la coherencia narrativa, si bien algunos con elementos de comedia más marcados, como Lady Bird y Three Billboards Outside Ebbing, Missouri. Por su parte, la categoría Mejor Director continúa la tendencia reciente de mayor inclusión: Greta Gerwig y Jordan Peele son apenas la quinta mujer y el quinto hombre negro en recibir una nominación para este premio. (Ninguna mujer negra ha sido nominada.) Pronto veremos si el patrón de las “dos mejores películas” mencionado arriba continúa este año. Pero, sean cuales sean los resultados, ¿las películas que reciben premios Oscar son realmente las mejores (innovadoras, complejas, intensas) producidas en todo el mundo, durante un año determinado? Thompson cree que sería ingenuo pensar que sí. Y la historia, hasta el momento, le da la razón.

Mejor película (los productores, entre paréntesis, son quienes reciben el premio en esta categoría)

- Call Me by Your Name (Peter Spears, Luca Guadagnino, Emilie Georges y Marco Morabito)
- Darkest Hour (Tim Bevan, Eric Fellner, Lisa Bruce, Anthony McCarten y Douglas Urbanski)
- Dunkirk (Emma Thomas y Christopher Nolan)
- Get Out (Sean McKittrick, Jason Blum, Edward H. Hamm Jr. y Jordan Peele)
- Lady Bird (Scott Rudin, Eli Bush y Evelyn O'Neill)
- Phantom Thread (JoAnne Sellar, Paul Thomas Anderson, Megan Ellison y Daniel Lupi)
- The Post (Amy Pascal, Steven Spielberg y Kristie Macosko Krieger)
- The Shape of Water (Guillermo del Toro y J. Miles Dale)
- Three Billboards Outside Ebbing, Missouri (Graham Broadbent, Pete Czernin y Martin McDonagh)

Mejor director(a)

- Paul Thomas Anderson, por Phantom Thread
- Guillermo del Toro, por The Shape of Water
- Greta Gerwig, por Lady Bird
- Christopher Nolan, por Dunkirk
- Jordan Peele, por Get Out

Para conocer todos los largometrajes y cortometrajes nominados, en todas las categorías, pueden revisar este comunicado de prensa. La ceremonia de entrega de la nonagésima edición de los Oscar, cuyo anfitrión será Jimmy Kimmel, se llevará a cabo el domingo 4 de marzo, 2018. Algunas de las películas nominadas han estado presentes en la cartelera nacional, o tienen fechas de estreno anunciadas. En el Cine Magaly, por ejemplo, aún puede verse The Shape of Water y mañana, jueves 15, se estrenará Darkest Hour.
comments powered by Disqus

Otros artículos destacados

Clint Eastwood, leyenda en ambos lados de la cámara
Clint Eastwood, leyenda en ambos lados de la cámara
Tarantino detrás de cámaras, las obras de un genio
Tarantino detrás de cámaras, las obras de un genio
Cartoon Network busca animadores latinoamericanos
Cartoon Network busca animadores latinoamericanos
El cine chileno con Fábula
El cine chileno con Fábula
Cine Magaly presentará a los grandes ganadores de los Globos de Oro
Cine Magaly presentará a los grandes ganadores de los Globos de Oro
8 sensacionales series que sólo podrás disfrutar en Netflix
8 sensacionales series que sólo podrás disfrutar en Netflix