“No buscamos abrir heridas, sino sanarlas”

lunes, 23 de febrero de 2015 
Imagen de “No buscamos abrir heridas, sino sanarlas”
Luego se paso por los cines, El Codo de Diablo tiene agenda llena para las próximas semanas.
Por Gabriela Morales/[email protected]
Foto: Augusto Bolaños

En tan solo 75 minutos se revela la memoria olvidada del enclave bananero y el asesinato de seis presos políticos en el documental “El Codo del Diablo” de los hermanos costarricenses Ernesto y Antonio Jara, quienes buscan revelar una historia oculta al mostrar un terrible crimen que se desarrolló en Costa Rica.


En la noche del 19 de diciembre 1948, seis presos políticos de Limón fueron asesinados por un grupo de soldados en el lugar conocido como el "Codo del Diablo." El incidente tuvo lugar, cuando la Guerra Civil del 48 había terminado, durante la administración de José "Don Pepe" Figueres Ferrer.


El documental cosechó dos galardones el año pasado: Premio del Público en el Costa Rica Festival Internacional de Cine Paz con la Tierra  y el premio al Mejor Documental Centroamericano en el Festival Centroamericano Ícaro Guatemala.


Esta producción se presentó en Cinepolis Terramall desde el 22 de enero, y hasta el 29 de ese mes ya había sido visto por más de 1000 personas lo que produjo que se extendiera a una semana más. El lunes 16 de febrero se exhibió en la Universidad Nacional (UNA) y el jueves de esa misma semana se presentó en el Parque la Libertad.


Además fue proyectada el 16 de febrero en el Festival Internacional de Cine Documental de República Dominicana y el Caribe 2015, el cual busca ser una herramienta de transformación cultural y social en la región caribeña.


Su aventura continua. El documental será llevado el 5 de marzo a la Universidad Veritas y a TEOR/éTica el 18 del mismo mes, donde habrá un foro posterior a la película con dos historiadores, David Díaz y Víctor Hugo Acuña, quienes buscarán crear un debate para discutir y enriquecer nuestra cultura.


" A finales de mes tenemos planeada la proyección en Siquirres y en Limón, antes que en otras zonas del país, debido a la gran importancia de este lugar para la filmación y para la historia en sí" agregó Ernesto. 


Según sus guionistas la importancia del documental radica en que no busca abrir heridas, sino sanarlas y evitar que hechos como este se vuelvan a dar. 


“La gente necesita cerrar este capítulo y ahora tenemos mucha más perspectiva y podemos ver lo que sucedió en el 48 con menos partidismo político”  expresó. 


En un país donde el espíritu de la paz es algo que siempre se enaltece, la abolición del ejército y la fundación de la Segunda República son los hechos del 48 más recordados por muchos de los costarricenses.


"Tenemos la imagen de este gobierno bueno, benefactor y libertador, pero no todo siempre es solo bueno o solo malo. Siempre tenemos que tener el ojo bien puesto en la persona que está en el mandato, ya que el poder llega a corromper a las personas. Por eso es bueno mostrar este tipo de documentales para dejarles claro que la impunidad es algo que siempre vamos a cuestionar y siempre vamos a criticar” aclaró el co-director del documental.


pic


¿Cuáles son las claves del éxito para un documental en Costa Rica? Según Ernesto Jara, uno de los guionistas y directores del “Codo del Diablo”, la fórmula de éxito está compuesta por varios elementos.


El enfoque del tema. Los hermanos Jara decidieron dirigirse a los elementos más humanos que pudieron encontrar, el drama humano que vivieron los familiares de las víctimas, especialmente esposas e hijos.


“Es la historia de una injusticia, de la impunidad, de la complicidad de aquellos en el poder. Pero es también la historia de los que quedaron atrás, las familias que tuvieron que ajustarse a una nueva realidad, marcada por la violencia y la ausencia de alguien querido”.


La investigación. Este documental nació como un proyecto universitario del historiador Antonio Jara por lo que la investigación es el pilar del largometraje.


Tres años fueron necesarios para hacer una indagación profunda y para manejar el tema con la importancia y delicadeza que merece. Desde archivos judiciales hasta entrevistas con los familiares de las víctimas.  


Ernesto aclara que tuvieron que dejar muchas cosas por fuera para darle peso a la parte narrativa y que no se convirtiera en un documental de una tesis de historia.


El equipo humano.La importancia de tener un equipo en el que se puede confiar es fundamental según el codirector de "El Codo del Diablo". La colaboración de Alejo Crisóstomo en producción y de Clea Eppelin en la edición en conjunto con el trabajo de los hermanos Jara creó la combinación perfecta para elaborar este proyecto.


"El hecho de que entre todos pudiéramos hacer una narración fluida, que una historia se conectará con la otra y que uno sintiera que el documental funciona con una historia tan compleja fue una labor que hicimos entre todos."


Mercadeo. El afán de pensar en grande es lo que terminó por darle la pizca de éxito que este audiovisual necesitaba. La decisión de exponerse en el cine no fue sencilla comenta Ernesto, pero eso generó que el público tuviera más acceso, lo que los llevó a lograr el éxito actual.


"El Centro de Cine nos apoyó, el que la gente que la vio nos haya recomendado en Facebook y el apoyo de medios fueron cruciales debido a que uno muchas veces se queda limitado al difundir esta información”.

comments powered by Disqus

Otras noticias destacadas

“El documental no busca la verdad, si no construir sentido sobre el mundo”
“El documental no busca la verdad, si no construir sentido sobre el mundo”
“El lugar más feliz del mundo” inicia rodaje en mayo
“El lugar más feliz del mundo” inicia rodaje en mayo
¡''Entonces Nosotros'' busca final en gala de los premios Oscar!
¡''Entonces Nosotros'' busca final en gala de los premios Oscar!
Tres grandes pintores estarán en la pantalla del Cine Magaly
Tres grandes pintores estarán en la pantalla del Cine Magaly
Proceso de inserción laboral generación 2013
Proceso de inserción laboral generación 2013
Videoclip "Al Hueco" - 424
Videoclip "Al Hueco" - 424