El director de "El sonido de las cosas" nos habla un poco sobre su película

Ariel Escalante: "El cine hay que sentirlo más que entenderlo"

martes, 07 de febrero de 2017 
Imagen de Ariel Escalante: "El cine hay que sentirlo más que entenderlo"
El director de cine Ariel Escalante, quien estrenará su película "El sonido de las cosas" en el transcurso de este año, nos habló sobre su película.
Por Armando Quesada Webb
Foto: Sputnik Films
A pesar de que todavía no ha sido estrenada comercialmente en las salas de cine de Costa Rica, "El sonido de las cosas" ya está dando mucho de qué hablar. El año pasado participó en los festivales de cine de Moscú y Mar de Plata, donde fue bien recibida por la crítica. Además, ganó el Premio especial del jurado en la pasada edición del Costa Rica Festival Internacional de Cine

Este es el primer largometraje de Ariel Escalante, quien ya había participado como editor en películas como "Princesas rojas" y "Rosado furia". De antemano al estreno de su película en el transcurso de este año, Ariel nos regaló algunas palabras acerca de su obra.  
pic

En su película podríamos decir que el tema principal es el luto. Sin embargo, este no es presentado de forma melodramática, como es común, sino que recurre al minimalismo, se muestra siempre contemplativo ¿Por qué decidió narrar la historia de esta manera?  
 
Para mí, el cine es fundamentalmente una reflexión sobre la vida cotidiana. El despertarse en la mañana, salir de la cama y prepararse un café dice más de quienes somos que los momentos más extraordinarios de nuestras vidas.

Desde el inicio ese era el enfoque que quería darle a la historia de Claudia: observar desde una cierta distancia y dejar que el personaje se revelara frente a nuestros ojos, a su propio ritmo. Lograr un alto grado de intimidad, llegar a conocer a alguien a profundidad, eso es lo que más me interesa del cine. Creo que la paciencia es un arte perdido en estos días. 

“El Sonido de las Cosas” es una película que demanda mucho de los espectadores, hablando emocionalmente. Siempre sentí que todos los elementos externos a lo que le está pasando Claudia sobraban, llegarían a distraer a quienes vieran la película de lo que yo quería contar. Es por eso que opté por una puesta en escena minimalista; sentí la necesidad de confiar en las interpretaciones y en la construcción de un mundo visual transparente pero elaborado, más que en grandes puntos de giro o en el subrayado de los picos emocionales. 

Una película se vuelve más interesante cuando quien la ve participa de ella, decide qué es lo que más le interesa y cómo se va a sentir ante lo que le están contando. Pienso que “El Sonido de las Cosas” necesita esa complicidad de parte de los y las espectadores.
 
 
 
Aún después de ver "El sonido de las cosas" quedé con una gran duda sobre el origen del nombre de esta película ¿Cómo se relaciona el nombre con los temas que son presentados en el filme? 
 
La verdad no me importa gran cosa cómo se relacionan las dos. El cine hay que sentirlo más que entenderlo. Desde que mostramos la "peli" por primera vez, el título ha generado una conexión diferente con quien la ve: creo que uno sale de la película sin saber conscientemente a qué remite el título, sin embargo se percibe como otro elemento que narra desde lo sensorial, más que lo intelectual.  Siento que el título de la película le habla de distintas maneras a diferentes personas, y eso me satisface mucho. 

Eso es lo interesante del cine, ¿no? Que las cosas no tienen por qué tener una explicación racional para que se sientan naturales. Es más una cuestión de lanzar preguntas que de recetar respuestas. Entre más dudas quedan, más se amplía el impacto que la película tiene en quien la vio, y más dinámico se vuelve el espacio que ocupa el cine en nuestras vidas. Me alegra que el título de la peli genere algo así en la audiencia. 

pic
 
 
 
Hábleme sobre Liliana Biamonte ¿Qué característica de ella lo convenció para darle el papel principal?  
 
En primer lugar, no me queda duda de que Liliana es la actriz más potente de su generación. Las pocas interpretaciones que ha hecho en cine son memorables, e ir a verla en una obra de teatro siempre es una experiencia fantástica. Se roba el show, por así decirlo. 

Siento que es una artista muy completa: más allá de su evidente destreza técnica, siempre está buscando, explorando, nunca se conforma con la primera indicación ni con la primera toma. En “El Sonido de las Cosas” tuvimos un abordaje muy similar en todas las áreas, tanto en la interpretación como en la fotografía, el montaje y la producción en general. Entonces Liliana cumplía con el perfil perfecto para encarnar a la protagonista. 

Por otro lado, la pieza clave para encontrar a quien le diera vida a Claudia era la capacidad de mostrar su lado vulnerable ante la cámara. Eso es lo interesante, ya que hicimos una película sobre un personaje que se niega a ‘caer presa’ de su vulnerabilidad, hasta que esta conducta le tiende una trampa. Entonces buscábamos a alguien que pudiera mostrar su vulnerabilidad justamente al esconderla. No fue fácil, pero el haber casteado a Liliana en el papel de Claudia es una de las decisiones que más me enorgullece de esta película.
 
 
El personaje central de la película es una mujer quien lleva una enorme carga emocional, pero que no se desahoga y al contrario debe aparentar ser fuerte por su tía. Muchas personas viven situaciones similares, deben aparentar ser fuertes porque otros dependen de ellas ¿Qué lo inspiró a hacer una película sobre una persona así?   
 
Es un sentimiento muy humano, ¿no? Querer ser fuerte. Yo siento que lo de Claudia va más allá de ser fuerte por su tía; responde a una incapacidad de mostrarse vulnerable, que no es lo mismo. De aceptar la derrota, si es que tal cosa existe.

No sé, me cuesta mucho no identificarme con eso. He sido así toda mi vida. Creo que es ante todo eso lo que me llevó a hacer la peli: el cine es algo que se lleva dentro, es una experiencia sensorial que responde a impulsos personales, es algo que no tiene escapatoria. O hacés esa "peli" o no podés dormir, así de simple. Como que uno no puede huir de narrar lo que le duele, lo que tiene adentro.

También creo que el mejor cine es el que repele la intelectualización. El que nace del alma y no de la cabeza. Las películas que más me gustan son las que se sienten necesarias para quién las hace. Me molesta mucho cuando se narra lo que no se ha vivido, lo que no se conoce. Y nada, siento que los impulsos creativos y la inspiración no tienen por qué tener explicación, con que busquen una conexión sensorial y se sientan auténticos y honestos es suficiente. 

pic
 
 
La fotografía de la película hace que San José se vea gris, melancólico, casi deprimente ¿Esto es únicamente un reflejo de los sentimientos de la protagonista o responde también a un comentario social de su parte?  
 
Siempre he pensado en San José como una ciudad de gente sola. Somos una sociedad muy desarticulada, que no habla las cosas, que no participa de grandes rituales. Eso que hace Claudia de ir de la casa al bus y del bus al trabajo y ya, es algo que se hace mucho en San José. El que la gente no lo acepta es otro asunto, y me gusta la idea de que a eso se le de un poco de cabeza luego de ver la "peli". 

Mucha gente me ha dicho que ven a Claudia como un personaje muy tico, que refleja mucho un estado de ánimo nuestro. Eso me gusta. Y de eso está cargado "Chepe". A ver, tampoco pienso que es una ciudad “casi deprimente”; no siento que la película refleje eso, no estoy de acuerdo con tu opinión.

Pero de cualquier forma, era la construcción de un clima para la película. "Chepe" es un clima en sí mismo, por así decirlo. No sé si llega a hacer “un comentario social”, ¿Sabés? Nunca me interesó utilizar esta película para eso. 

Sin embargo, estaba claro de que no quería presentar una ciudad tropical, soleada y pintoresca; siento que hasta cierto punto nuestro cine ha caído en un círculo vicioso de presentar a San José de esa forma, y no me parece honesto seguirlo haciendo. Digo, llama la atención que en la "peli" San José se vea gris. En nuestro país la estación lluviosa dura siete meses; San José es gris la mayor parte del año, ¿no?

 
 
El sonido de las cosas no es una película comercial ¿Cómo cree que el público costarricense vaya a reaccionar ante esta película? ¿Le parece que este cine puede ser consumido por personas acostumbradas a la películas costarricenses comerciales?
 
No me acostumbro a clasificar el cine como comercial e independiente. Creo que todas las películas costarricenses son independientes, puesto que con la excepción del poco cine que han producido las televisoras, no existen grandes estudios en nuestro país, ni financiación segura para ninguna película. Además, creo que todas las películas tienen potencial comercial, si es que eso lo entendemos como la capacidad de generar un interés para que la gente las vea. 

Para mí la clave es ver cada película como un mundo propio y buscar la salida perfecta para que se vea en los espacios adecuados. Siento que “El Sonido de las Cosas” es una película que respeta la capacidad de los y las espectadoras de sacar sus propias conclusiones y empoderarse de la experiencia de ir al cine a buscar algo más que entretenimiento efímero. Por supuesto que puede ser ‘consumido’ por todos. Desde un inicio busqué hacer una película emotiva y transparente, que se pudiese seguir con facilidad pero que a la vez demandase un compromiso emocional particular. Siento que el público costarricense ha superado el impulso inicial de sólo ver cine fácil, y me emociona mucho ver qué va a pasar con la peli en salas.
 
 
A pesar de que el cine costarricense está en un proceso de gran crecimiento, este sigue siendo un país muy pequeño, y no todo el mundo está acostumbrado a ver cine ¿Cree que las películas de corte más artístico son o pueden llegar a ser viables comercialmente?  
 
Esa es la esperanza de todos y todas que hacemos cine, ¿no?
 

El sonido de las cosas trailer

comments powered by Disqus

Otros artículos destacados

Tarde será una película de chicas que luchan contra la sociedad
Tarde será una película de chicas que luchan contra la sociedad
Una exploración a lo que es ser mujer en Costa Rica
Una exploración a lo que es ser mujer en Costa Rica
Aquí la gente cuando camina baila
Aquí la gente cuando camina baila
Clases de cine con Saul Goodman
Clases de cine con Saul Goodman
Ocho películas sobre el amor de padre e hij@
Ocho películas sobre el amor de padre e hij@
Se aproximan las nominaciones a los premios Óscar 2017
Se aproximan las nominaciones a los premios Óscar 2017