Coreografía en blanco y negro

lunes, 09 de marzo de 2015 
Imagen de Coreografía en blanco y negro
Muñecas rusas. Cine de autor para indagar en esas figuras que emergen, una de la otra… Tan cercanas… Y tan íntimas.

Por: Roberto García H. / [email protected]

La noche del miércoles 12 de noviembre de 2014, fecha del estreno de Muñecas rusas, largometraje de Jurgen Ureña, llegué unos minutos tarde al cine Magaly, lamentando que la película ya había empezado. Sin embargo, una vez instalado en la oscuridad, casi colgando en una esquina (ya no había butacas disponibles), todo fue cuestión de mirar y dejarme llevar por las sensaciones que evolucionaban en la pantalla.

Pocas veces he sentido tan cerca la luminosidad del blanco y negro. Y, al mismo tiempo, la percepción de un estado mental sombrío en la comunicación interpersonal. Vívida y nítida introspección de los personajes, con los primeros planos, los sutiles cambios de luz y esa impresión de que el tiempo se detiene --o se entretiene-- entre susurros y secretos íntimos. Y cotidianos.

Ante esa pintura en blanco y negro que plasmó Jurgen Ureña, dejándome llevar --condición indispensable de un buen cinéfilo--, pude reeditar mi capacidad de asombro, quizás primigenia, ante el milagro del movimiento. Posiblemente algo así  experimentaron los presentes en el Gran Café de París, en el ya lejano 28 de diciembre de 1895, cuando nació el cinematógrafo y los cautivó el embeleso de un espejo mágico que devolvía a sus pupilas de espectadores inéditos, el ritual de la cotidianeidad.

Cine sorpresivo, en primer plano, fotográfico y emocional; intimista, con guiños de complicidad; del susurro al oído con  palabras inteligentes; y lo que dicen y expresan los ojos que se miran. Pero, además  lo que expresan los cuerpos. ¡Cuánto dicen! ¡Cuánto callan!

Elsa y Miguel, la relación de pareja, la cercanía del beso, la fusión de identidades y esa danza, a veces pausada, a veces frenética, en una especie de coreografía del acercamiento y del alejamiento. De mirarse, de acercarse y distanciarse… Para juntarse otra vez.

Muñecas rusas. Cine de autor para indagar en esas figuras que emergen, una de la otra… Tan cercanas… Y tan íntimas.
comments powered by Disqus

Otras noticias destacadas

Territorial Pissings película que marcará a los ticos
Territorial Pissings película que marcará a los ticos
El Centro de Cine arranca con las funciones de Preámbulo
El Centro de Cine arranca con las funciones de Preámbulo
Videoclip "The Morning" - Alanis Morissette
Videoclip "The Morning" - Alanis Morissette
"Save the Americans" campaña del ICT
"Save the Americans" campaña del ICT
Miguel Gomes: Dedicado de honor del CRFIC 2015
Miguel Gomes: Dedicado de honor del CRFIC 2015
Stoned Film Festival un evento cinematográfico que se mueve al ritmo de la música
Stoned Film Festival un evento cinematográfico que se mueve al ritmo de la música